Complicación número uno (1) a nivel metabólico durante el embarazo

Complicación número uno (1) a nivel metabólico durante el embarazo

 

La diabetes gestacional (DG)

Es la complicación numero uno a nivel metabólico durante el embarazo. Con incidencias de 7% en la mayoria de los país desarrollados; con una tendencia preocupante pues, según las estadísticas, ha tenido un aumento promedio de 32% en los últimos años.

Lo ideal es hacer todo lo posible para prevenirla desde antes del embarazo.

Si la gestación ya está en curso; ten en cuenta las precauciones que a continuación mencionamos, a fin de que el problema no se  salga de control.

¿Qué es la diabetes mellitus gestacional (DMG)?

Es un tipo específico de diabetes que únicamente se puede presentar en mujeres embarazadas. Por definición, implica una acumulación anormal de glucosa o azúcar en la sangre, entre otras alteraciones, y suele desaparecer durante el puerperio.

 

Las causas de la diabetes mellitus gestacional

Los expertos creen que durante el embarazo la placenta reduce ciertas hormonas o estrógeno, cortisol y lactogeno); que podrían interferir en el trabajo de la insulina (la hormona que secreta el páncreas para regular el nivel de glucosa sanguínea, y así controlar la velocidad a la que esta es consumida por las células de los músculos, tejido graso e hígado).

Lo normal es que el afectado de dichas hormonas el páncreas responda con una producción adicional de insulina, pero ello no siempre ocurre y es cuando se desarrolla la diabetes mellitus.

 

¿Cómo se diagnostica?

Uno de los aspectos clave de la diabetes gestacional (DG), es que no suele producir síntomas, por lo cual su avance es silenciosamente peligroso.

«Gran parte de las pacientes son diagnosticadas después de la semana 30, cuando la enfermedad ha empezado a producir complicaciones».

Afirma Eliana Cejudo, especialista en embarazos de alto riesgo.» el diagnostico tardío es lo que más puede dificultar el manejo de la enfermedad», subraya.

Para saber si padece diabetes mellitus gestacional o diabetes gestacional (DG), se requiere una prueba de laboratorio llamada tamiz de glucosa, la cual consiste en beber, previo ayuno de ocho horas como mínimo, una solución con 50 g de glucosa; una hora después se toma una muestra de sangre y se analiza para conocer su concentración de azúcar.

Si es mayor de 140 mg/dl, es necesario practicar otro estudio denominado curva de tolerancia a la glucosa oral de tres horas, en el cual hay que beber también una sustancia glucosada pero ahora de 100 g. Esta segunda prueba tiene lugar unos días después de llevar una dieta especial. Si los valores vuelven a ser anormales, se confirma el diagnostico de DG.

El tamiz de glucosa se debe hacer a todas las mujeres entre las semanas 24 y 28, que es cuando las hormonas placentarias llegan a producir el bloqueo o la resistencia a la insulina.

Sin embargo, si en un embarazo anterior desarrollaste la diabetes mellitus gestacional, tu medico te lo mandara hacer desde la primera consulta de esta gestación, pues tu riesgo de repetirla es alto (las estimaciones de los expertos varían entre 35% y 60%).

 

¿Qué problemas puede ocasionar?

Cuando no se trata, la DG repercute en la salud de la mujer y el bebé que espera. A ella a hace más susceptible a las infecciones en las vías urinarias y a presentar preeclampsia, una condición  caracterizada por presión arterial elevada y retención de líquidos, entre otros síntomas, que es potencialmente peligrosa tanto para la vida materna como la del bebé en formación.

Por ello cuando se presenta, los bebés de madres con diabetes mellitus gestacional pueden: en exceso y nacer hasta con más de cuatro kilos de peso (macrosomia), lo cual complica el parto y exige un esfuerzo mayor a la mamá; nacer con deficiencia pulmonar que amerite su internamiento en terapia intensiva, hasta que respiren por si mismos; sufrir hipoglucemia, es decir, una caída drástica en sus niveles de glucosa sanguínea durante el nacimiento, con el consiguiente peligro de padecer convulsiones, y desarrollar ictericia, un exceso en la secreción de la hormona bilirrubina por parte del hígado, lo cual es fácil de remediar, pero puede ser riesgoso.

 

Si desarrollo diabetes gestacional, ¿puedo evitar las complicaciones?

Si, la clave es mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro de los parámetros normales, mediante cambios en el estilo de vida: dieta, ejercicio, control diario del azúcar en la sangre. A criterio del médico, puede ser necesario tomar un medicamento antidiabético o inyectarse insulina cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para mantener niveles adecuados de glucosa sanguínea.

[Total:2    Promedio:5/5]
Summary
Complicación número uno (1) a nivel metabólico durante el embarazo
Article Name
Complicación número uno (1) a nivel metabólico durante el embarazo
Description
Es la complicación número uno (1) a nivel metabólico durante el embarazo, con incidencia de 7% del mundo una tendencia preocupante pues, según estadísticas.
Author
Publisher Name
bebehermoso.com
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *