La vida con diabetes gestacional

Como prevenir la diabetes gestacional mellitus

 

Dieta para prevenir la diabetes gestacional mellitus

No hay una dieta estándar defenida del como prevenir la diabetes gestacional mellitus, por lo que tu médico, apoyado por un nutricionista, deberá diseñarse un régimen individual basado en tu peso, talla, etapa del embarazo y resultados de laboratorio. Con la finalidad de prevenir la diabetes mellitus tipo 1 tipo 2 o sus posibles consecuencias.

 

Consumo adecuado de calorías para prevenir la diabetes mellitus o gestacional

En general, tu consumo de calorías debe provenir 40% a 60%, de carbohidratos complejos o de absorción lenta (cereales integrales y frutas); y 20% a 25%, de proteínas (carnes rojas, aves, pescado, leche y derivados, huevo); y 25% a 35%, de grasas insaturadas, como los aceites comestibles de oliva, girasol, maíz, el aguacate, nueces, almendras, avellanas, y ácidos grasos omega 3, disponibles en pescados azuele.

Otra pauta es hacer tres comidas principales y tomar dos o tres calorías que pueden consistir en yogur, queso descremado, fruta o verdura.

La distribución calórica diaria ideal es: 15% en el desayuno, 40% en cena y 5% en la colocación nocturna.

En la ardua tarea de prevenir la diabetes gestacional mellitus, descarta los carbohidratos simples o de absorción rápida (elevan súbitamente tu nivel de glucosa en la sangre); azúcar y todos los productos adicionados con ella (dulces, chocolates, cremas para repostería, postres, gaseosas, helados, leches de sabores, mermelada, jarabes, miel de abeja).

 

El consumo de Fructosa

La fructosa también se conoce como levulosa o ‘azúcar de fruta’ es un monosacárido, al igual que la glucosa. Es un azúcar natural presente en frutas, verduras esta se absorbe de manera rápida por del organismo, y se metaboliza en el hígado; la glucosa, sin embargo, se metaboliza en casi todos los órganos, (No requiere de insulina) para ser procesada por el metabolismo.

Puesto que la fructosa no eleva considerablemente los niveles de glucosa en sangre y no requiere insulina para ser procesada por el organismo.

Este tipo de azúcar es tolerada de mejor manera por los pacientes que padecen diabetes mellitus, diabetes mellitus tipo 1, diabetes mellitus tipo 2. Aunque este ‘beneficio’ tiene consecuencias contraproducentes, debido que no estimular la secreción de insulina ni grelina (hormona que ayuda a regular la sensación de apetito).

La fructosa a diferencia de las demás azúcar no provoca la misma sensación de saciedad que los otros carbohidratos y puede dejarnos ‘con la sensación de hambre’.

Cuando la ingerimos en cantidades altas a través de productos elaborados; se convierte en un riesgo para la salud.

Los posibles problemas podrían ser:

  • Elevar la presión arterial.
  • Aumentar los triglicéridos.
  • Aumentar el colesterol ‘malo’ (LDL).
  • Incrementar la acumulación de grasa en las vísceras (mayormente en el hígado).
  • Incrementa el ácido úrico.

 

Ejercicio

Hacer ejercicio te ayudara a suprimir la inyecciones de insulina y/o el uso de medicamentos antidiabéticos, o bien a reducir la dosis al máximo (siempre es bueno evitar las medicinas en el embarazo).  Además, reducirás tu probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

Prefiere las rutinas que no impliquen actividad uterina y si empleen los músculos de la parte superior del cuerpo, o simplemente camina media hora cada día.

 

Monitoreo y vigilancia de la glucosa

Diarios debes medir tu glucosa sanguínea con un glucómetro de fácil uso que no requiera calibración (para brindar resultados precisos) y que extraiga una mínima muestra de sangre.

El monitorio diario te permitirá observar el control adecuado de la diabetes, te involucrara más en tu tratamiento, permitiéndote detectar los momentos de descontrol (hipoglycemia o hiperglucemia) para hacer las correcciones, ya sea a tu dieta o nivel de actividad física, de manera oportuna.

Tu meta debe registrar estos valores en ayunas, menos de 95 mg/dl; una hora después de comer, menos de 140 mg/dl; y dos horas después de comer, menos de 120 mg/dl.

 

Controles médicos contra la diabetes mellitus

El intervalo adecuado entre visitas en general es cada dos (2) a tres (3) semanas, hasta la semana 34 y cada uno (1) a dos (2) a partir de entonces, podremos elevar las posibilidades de prevenir la diabetes gestacional mellitus.

Entre las semanas 29 y 33, el medico mide la circunferencia abdominal fetal para determinar si hay macrosomia (crecimiento fetal excesivo). En caso afirmativo se inicia tratamiento con insulina.

La hospitalizan es necesaria cuando hay repercusiones importantes sobre la madre o el feto (mal control metabólico, hipertensión severa o problemas renales, aras de un parto pre-termino, pielonefritis…).

 

El parto con diabetes gestacional

La diabetes gestacional no es una indicación de inducir el parto. La inducción solo se justifica cuando hay complicaciones como la preemclapsia, daño fetal o un muy mal control metabólico.

Aunque la diabetes gestacional aumenta la incidencia de cesáreas, es posible tener un parto vaginal si hay un estricto control fetal mediante monitorización continua, a fin de asegurar la correcta dinámica uterina y la frecuencia cardíaca fetal adecuada.

En cuanto al recién nacido es necesario que los médicos le midan sus niveles de glucosa y permitan la lactancia materna inmediata, pues esta ayuda a prevenir las hipoglucemias.

 

Diabetes tratamiento , ¿diabetes gestacional  para siempre?

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Según la asociación latinoamericana de diabetes, hay una probabilidad de hasta 60% al cabo de diez años. La buena noticia es, que con un estilo de vida saludable, esta tendencia se puede revertir.

Una vez que le bebé nace, debes hacerte cheques, en principio, pruebas de tolerancia oral a la glucosa (desde los seis a 12 semanas) y mantener un estilo de vida saludable, similar al indicado para controlar la diabetes gestacional o diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2.

Además de tener antecedentes familiares de la enfermedad, algunos hechos durante un embarazo con diabetes mellitus o gestacional representan una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro; el haber necesitado inyecciones de insulina para controlar la diabetes gestacional, un aumento excesivo de peso, que la diabetes mellitus se haya diagnosticado después de la semana 28 y que el bebé haya crecido demasiado, entre los más importantes.

 

¿Aun no estas embarazada, como prevenir la diabetes mellitus?

Como ya mencionamos, una de las posibles causas de la diabetes mellitus es la resistencia a la insulina que provocan las hormonas de la placenta, presentando problemas con la glucosa en sangre, siendo normales cuando están entre los 70 y 100 mg/dl. Lo cual significa que cualquier mujer embarazada puede desarrollar la enfermedad.

Sin embargo, es muy importante que, antes de embarazarte, acudas con un endocrinólogo para restablecer un plan que te permita embarazarte en las condiciones más seguras, el especialistas te indicara como prevenir la diabetes mellitus o gestacional, sobre todo si tienes alguno de los factores de riesgo mencionados.

Si resultara que tienes condiciones más inseguras, sobre todo si tienes alguno de los factores de riesgo mencionados. Si resulta que tienes problemas con el metabolismo de la glucosa o que de hecho eres diabética, el embarazo no está contraindicado (este solo se desaconseja cuando hay diabetes avanzada, con complicaciones tales como hipersensible crónica, enfermedad de los riñones, daños en la retina o en los nervios periféricos), pero es importantísimo que estés dispuesto a sujetarte a un estricto control médico para que la gestación llegue a buen término.

[Total:1    Promedio:5/5]
Summary
La vida con diabetes gestacional tratamientos de la diabetes, dieta fructosa
Article Name
La vida con diabetes gestacional tratamientos de la diabetes, dieta fructosa
Description
En general tu consumo de calorías debe provenir 40% a 60% carbohidratos complejos o de absorción lenta (cereales integrales y frutas) 20% a 25% de proteínas
Author
Publisher Name
bebehermoso.com
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *